En 2040 habrá dos millones de coches eléctricos en España

La adopción del vehículo eléctrico en nuestro país alcanzará los 200.000 automóviles para 2025 y los dos millones en 2040, según el último estudio de Accenture. Este hecho, generará una oportunidad de 90.000 millones de euros para el sector de las utilities.

El informe Utilities: Lead the Charge in eMobility elaborado por Accenture Strategy, revela que las utlities lograrán unas ganancias competitivas más que significativas si agrupan sus servicios en función de las necesidades de los propietarios de vehículos eléctricos (VE). Además de una oportunidad de 80.000 millones de euros al ofrecer electricidad de bajo margen para los VE, las utilities pueden añadir otros 10.000 millones en nuevos servicios de e-movilidad, como aplicaciones de carga remota, gestión integrada de energía de Casa-VE, procesamiento de pagos e incluso financiación para la adquisición de VE. Si combinan todos estos servicios en una única plataforma, las utilities podrán optimizar el rendimiento del sistema y ayudar a mejorar la experiencia general del cliente. 

“Las compañías que pueden facilitar comprar un vehículo eléctrico de manera fácil y asequible, son las que acelerarán la adopción y mejorarán la competitividad del sector.  Esto es ahora mismo fundamental, ya que los consumidores cada vez toman más decisiones de compra basándose en el propósito de la compañía y en su compromiso con la mejora del medio ambiente”, según Bruno Berthon, senior managing director de Accenture Strategy. “Las utilities están perfectamente posicionadas para desempeñar un rol importante en el mercado de la e-movilidad, puesto que pueden ofrecer experiencias diferenciadas y relevantes para el cliente a la vez que crear un ecosistema de asociaciones imprescindible”, agregó.

Según el estudio, las razones medio ambientales son el principal impulsor de compras de automóviles eléctricos, seguidas por las oportunidades de ahorro que ofrecen. El 69 % de los futuros propietarios de vehículos eléctricos asegura estar dispuesto a cambiarse a automóviles eléctricos para ahorrar costes a largo plazo. Sin embargo, mientras la tecnología de las baterías continúe avanzando y vayan surgiendo nuevas oportunidades de leasing, los costes de adquisición de VE y el acceso a la carga – como, por ejemplo, el sistema de energía doméstica o las estaciones públicas de carga – seguirán suponiendo una barrera a la hora de decidir. De esta manera, el 84 % de los consumidores españoles con intención de adquirir un VE planean recargar sus vehículos en sus casas, a pesar de que solo el 62 % cuenta con garaje propio.  

“Hay un gran valor potencial en el mercado de e-movilidad, pero las utilities tienen que actuar de inmediato. Armadas con un gran conocimiento acerca del mercado de energía, sus reglas y regulaciones, un consumidor que confía en ellas y buenas relaciones con proveedores, las utilities que inviertan estratégicamente y que ofrezcan servicios personalizados prosperarán en este mercado” señaló Greg Bolino, managing director de Accenture Strategy.

TwitterLinkedinFacebookEmail