El Fondo ODS de la ONU y ProFuturo trabajarán juntos para promover la educación digital en el mundo, “palanca de transformación y mejora de las oportunidades de millones de niños y niñas en situación de vulnerabilidad”

Cesar Alierta afirma que “a través de la educación digital es posible proporcionar una educación de calidad a cualquier persona en cualquier parte del mundo”

ProFuturo es una iniciativa de la Fundación Telefónica y la Fundación Bancaria “la Caixa” para mejorar la educación de más de 10 millones de niños en 5 años en África, América Latina y Asia

El proyecto ProFuturo, promovido por la Fundación Telefónica y la Fundación Bancaria “la Caixa”, y el Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU se alían para impulsar una educación digital de calidad en países en vías de desarrollo.

César Alierta, promotor de ProFuturo, presidente ejecutivo de la Fundación Telefónica y patrono de la Fundación Bancaria “la Caixa”, liderará esta área de trabajo como Asesor Global del Fondo ODS para la Educación Digital y Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Alierta afirma que “a través de la educación digital es posible proporcionar una educación de calidad a cualquier persona en cualquier parte del mundo”.

Esta colaboración tiene como objetivo proporcionar un marco de cooperación entre ambas entidades en tres áreas de actividad: búsqueda de socios y alianzas, promoción del papel de las empresas en el desarrollo de la educación e implantación de una línea de trabajo en educación digital. Esta última, según afirma Alierta, es la “palanca de transformación y mejora de las oportunidades de millones de niños y niñas en situación de vulnerabilidad”.

Este anuncio se hará público en el marco de la presentación del informe “Objetivos del Desarrollo Sostenible y el sector privado” del Fondo ODS que tendrá lugar este lunes 12 de diciembre en el Espacio Telefónica. El informe, que recopila las experiencias de compañías como Microsoft, Ernst & Young, H&M y Ferrovial, entre otras, identifica las áreas de interés común sobre las que se debe trabajar y muestra la inquietud de las asociaciones público-privadas de apoyar el desarrollo sostenible y de incorporar entre sus prácticas aquellas que mejoren la situación de los países en vías de desarrollo.