Mallorquín con gran experiencia internacional, toma las riendas del hotel urbano más grande de España en un momento excelente

Tras el reciente nombramiento de Ramón Vidal Castro como Director General del Complejo de Palacio de Congresos y hotel de Palma de Mallorca, Meliá Hotels International ha situado a otro de sus directores más experimentados e internacionales, Bartolomé Casasnovas Miquel, al frente del hotel Meliá Castilla de Madrid.

Casasnovas lleva 35 años en el Grupo y ha desarrollado su carrera tanto en el ámbito corporativo – en Direcciones de áreas de Gestión y Administración, o responsabilizándose de las inversiones y operaciones del Grupo en diversos destinos del Caribe – como al frente de grandes proyectos hoteleros, entre los que pueden citarse el Meliá Caribe Tropical, el Paradisus Punta Cana, Palma Real Villas & Golf, Meliá Antillas y Sol Barbados, Gran Meliá de Mar, y más recientemente, Meliá Madrid Princesa, entre otros.

Su conocimiento del negocio, su empatía y su capacidad de liderazgo han hecho que, a lo largo de su carrera, Casasnovas haya participado en la gestión de algunas de las aperturas y procesos más complejos a los que Meliá Hotels International se ha enfrentado, como el emblemático Gran Meliá Roma, el Meliá Paris La Defense, el Meliá Atenas – en una encrucijada de fuerte crisis en el país – o el Meliá Doha.

La amplia experiencia del nuevo Director, adquirida en modelos de negocio y entornos muy complejos y diversos, representa una garantía adicional para el futuro del Meliá Castilla, un hotel de referencia en Madrid tanto para clientes de ocio como para los de negocios y convenciones, que encuentran en el establecimiento una acogedora “ciudad” donde residen como media más de 2.000 personas – el hotel tiene más de 500 empleados -. Solo en el año 2016, el hotel acogió más de 90.000 estancias anuales generadas por los congresos y convenciones, y celebró más de 1.000 eventos y reuniones.

Casasnovas llega al Meliá Castilla en un momento muy favorable para la hotelería de calidad en Madrid, y en particular para el mercado MICE (Meetings, Incentives, Conventions and Events), con el reto de mantener su liderazgo en el segmento en un entorno de creciente competitividad, y seguir incrementando el posicionamiento internacional, y la rentabilidad de un hotel que, según sus palabras, “aún presenta un extraordinario recorrido para los próximos años, en línea con la mejora y el reposicionamiento a nivel turístico de la capital de España”.