Ha comenzado la Oktoberfest 2015, y una marca tan germana como BMW lo está celebrando de una manera especial: aquí está un homenaje moderno a la edición especial que se hizo de un M1 de competición en los años 80 con los colores de la ciudad de Múnich

BMW-M3-Münchner-Wirte-Tallerator-1¿Sabía que la cada vez más famosa fiesta de Oktoberfest comienza a celebrarse el primer sábado que sigue al 15 de septiembre? Tras este apunte cultural de la celebración bávara nos adentramos ya en el mundo del motor para celebrar la edición de este año con un BMW M3 muy especial.

Este modelo, apodado “Münchner Wirte”, no sólo celebra la Fiesta de la Cerveza rodando por los circuitos mientras dure la festividad: es sobre todo un homenaje al BMW M1 Procar con decoración “Münchner Wirte” de 1981, un coche que destacaba por la combinación de los colores azul y blanco (como los tonos propios bávaros), una serie de trenzados, representaciones de monumentos de Múnich (tales como el Estadio Olímpico, la iglesia de Frauenkirche y la sede de BMW), y otros curiosos detalles típicos: un vendedor de castañas asadas y la tienda de cervezas “Wiesn-Schänke” completaban la chapa y pintura del coche.

La decoración se realizó a mano y fue obra de Walter Maurer, el mismo encargado de plasmar y adaptar aquellos colores y diseños al nuevo BMW M3 “Münchner Wirte” de 2015. Y parece que 34 años después, las esencias no han cambiado. «A pesar de que los dos coches son muy diferentes, ha sido sorprendentemente fácil adaptar el diseño del M1 dos puertas al modelo de 4 puertas actual, el Sedan de la gama M3».

Pero hay muchas más semejanzas entre el M1 de los 80 y este M3 “festivo”, pues ambos tienen un corazón mecánico de seis cilindros en línea con tecnología de cuatro válvulas y tracción trasera. Así ha nacido el modelo de 2015, que rodará hasta el 4 de octubre, día final del Oktoberfest de este año.

Con esta iniciativa, que mezcla tradición con coches míticos, se podrán ver los colores muniqueses en un BMW M3 de última generación con motor M TwinPower Turbo, con 431 CV para impulsar al modelo de 4 puertas hasta los 280 km/h cuando equipa el paquete deportivo “M” y el doble embrague M con Drivelogic.

Así era el modelo clásico

BMW-M1-Münchner-Wirte-Tallerator-1Si hablamos del BMW M1 que ha inspirado a la nueva creación, debemos destacar sus 470 CV (¡más potencia que el M3 actual!), y una aceleración de 0 a 100 en 4,5 segundos. Aquel modelo podía llegar a los 310 km/h. Y todo este derroche de fuerza tiene su explicación: el Campeonato Procar de aquel entonces. Se trataba de una de las series de competición más rápidas del momento. Las carreras se disputaban junto con cada G.P. de Fórmula Uno europeo. Además, el M1 Procar también participó en las 24 Horas de Le Mans (en la categoría GT) y en varios campeonatos nacionales, incluyendo la serie DRM (German Racing Championship) entre 1979 y 1986.

Ahora, la creación de Walter Maurer, en la cual también participaron sus compañeros Putzi Holenia y Karl Heckl, regresa reencarnado para que la Fiesta de la Cerveza de este año tenga aún más sabor a Múnich.

¡Eso sí!, al volante del curioso BMW M3 “Münchner Wirte” ¡ni una gota del dorado líquido! Antes dejamos aparcado el coche y entonces sí, esperamos a que la mesera nos sirva una “Augustiner-Bräu” o “Löwenbräu”, por ejemplo. O ‘zapft is!