Los profesionales del futuro serán tradicionales, responsables con el medio ambiente y aventureros

  Casi el 40 % de los jóvenes españoles todavía no ha descubierto su vocación profesional, según el estudio Futur Lab

Por Claudia Agapito

Los futuros profesionales no se alejan tanto de las anteriores generaciones. Según revela el estudio Future Lab, elaborado por la Fundación CINNED en colaboración con People Excellence, el 21 % confiesa que quiere ser médico, abogado, ingeniero o profesor, mientras el 12 % se ve como Youtuber, Influencer o Community Manager. Sin embargo, la cifra más resaltante de este estudio presentado en el Colegio Brains, International School, es que el 39 % de los jóvenes españoles todavía no ha descubierto su vocación profesional.

Frente a estos últimos datos, Gianlucca Balocco, director ejecutivo de People Excellence, explicó que las nuevas generaciones están atravesando una tesitura entre sus intereses profesionales y la poca información con la que cuentan los colegios, universidades y orientadores profesionales, quienes deberían guiar a los alumnos hacia profesiones que existen o existirán el día de mañana. Es decir, “si ayudamos a los jóvenes a descubrir su vocación profesional, podremos plantear las herramientas educativas adecuadas o crearlas en el caso de que no existan para orientar mejor su carrera académica y profesional”, añade Balocco.

Otras características para destacar de este nuevo perfil son sus motivaciones como el realizar actividades atractivas y retadoras (54 %), que su labor y esfuerzo sea reconocido (57 %) por la empresa y que el entorno laboral sea un espacio responsable, innovador (55 %) y sobre todo respetuosa con el medio ambiente (68 %).

Cómo quisiera trabajar el futuro profesional

Aunque hoy pensemos que el teletrabajo podría ser una solución ante la inflexibilidad de horarios o para compatibilizar la vida laboral con la personal, para los futuros profesionales no es el camino. Según los datos del estudio, solo uno de cada diez encuestados desearía trabajar desde su casa. A esta preferencia, se suma su inclinación por las oficinas modernas, en ciudades cosmopolitas y ubicadas en espacios céntricos.

¿Qué sucede con las empresas?

“Las empresas están muy lejos de lo que deberían ser. El problema no es la falta de formación y las ganas de aprender, sino que las empresas no encajen con las motivaciones de los profesionales”, sostiene Balocco. Las compañías deben avanzar en la flexibilidad horaria, en el desarrollo de entornos creativos, innovadores y agile. No pueden continuar con un sistema jerarquizado, porque en estos espacios, los profesionales no se sentirán cómodos y decidirán irse en busca de una mejor oportunidad como el ir al extranjero o formar su propia startup. Frente a esta situación, Balocco recomienda, “no dejarte guiar por lo que te cuentan, sino por lo que te gusta y al final encuentras la salida”.

Un ejemplo de emprendimiento es el de Violeta Casado, CEO Artist en Noxfall Studios, quien decidió crear junto a unos amigos la startup Focus Cat App, que reta a los usuarios utilizar menos tiempo el móvil y premiar a quien aguante más tiempo. Esta app ya ha sido aplicada en colegios con la finalidad de evitar el uso del móvil durante clases y ayudar a los alumnos en su concentración y aprendizaje.

Asimismo, para despertar el interés de los adolescentes en el mundo del motor, el colegio Brains International School ha puesto en marcha el proyecto Fórmula Brains. Esta idea surgió con la intención de que los adolescentes adquieran conocimientos de aerodinámica y mecánica a través de una enseñanza didáctica. Para ello, han creado simuladores modelo para que los chicos puedan experimentar en tiempo real la labor de un ingeniero y mecánicos.