La Generación X liderará la transformación digital y los Millenials recogerán los beneficios de ésta

 

Por Adam Howatson, CMO de OpenText

Cada vez son más las empresas que se digitalizan para mejorar su competitividad y servicio al cliente. A medida que estas organizaciones llevan a cabo este proceso de digitalización, es fácil asumir que los empleados más jóvenes nacidos en la era de Internet e inseparables de sus móviles y redes sociales (los conocidos como Millenials) son los que están liderando esta transformación. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, no es así.

Según un estudio realizado por Forrester Consulting para OpenText, son los predecesores de los Millenials (la Generación X, nacidos entre los años 60 y principios de los 80) los principales influyentes, arquitectos e impulsores de la transformación digital en la empresa. En este sentido, los miembros de la Generación X están preparando el camino para que sus colegas más jóvenes recojan los frutos de los nuevos negocios digitales.

Estos hallazgos tienen varias implicaciones para las empresas que quieren aprovechar al máximo sus esfuerzos de transformación digital. Para empezar, el estudio sugiere que las organizaciones deben prestar más atención a la composición generacional de sus equipos de liderazgo. En este sentido, soy de los que piensa que entre todos tenemos que sacar el máximo rendimiento de las virtudes de cada generación con el objetivo de maximizar el potencial en innovación y garantizar el éxito empresarial.

La realidad es que cuando una empresa se embarca en un programa de transformación digital, está haciendo mucho más que traer algunos servicios a la nube o agregar capacidades analíticas para obtener una mejor visión de sus datos en tiempo real. Para realizar una transformación total, una organización debe adoptar un ecosistema digital completo que proporcione atractivas experiencias a sus clientes a través de poderosas ideas empresariales y que le ayuden a competir con éxito y a satisfacer las demandas presentes y futuras de los clientes, pero también de sus proveedores, socios y empleados

Pero, ¿cómo inicia una organización su transformación digital? La decisión normalmente comienza en lo más alto, por lo general en el CEO, aunque cuantos más ejecutivos participen en el proceso, mejor. No obstante, esta decisión también requiere el apoyo de todos los miembros de la organización y, según el informe, los respaldos más fuertes se pueden encontrar entre los líderes de la Generación X.

Para entender cómo influyen las diferentes generaciones de una organización en la transformación digital, Forrester ha llevado a cabo para OpenText una encuesta a 240 personas clasificadas según su grupo generacional: Baby Boomers, Generación X y Millenials. Algunas de las diferencias encontradas entre los diversos grupos han sido, como comentaba al principio, sorprendentes.

De esta forma, para los Baby Boomers el crecimiento del negocio es uno de los factores clave motivacionales de la transformación digital, mientras que para los miembros de la Generación X el cambio digital puede mejorar la forma en la que funcionan los negocios. Además, el 51% de los encuestados de la Generación X indicó que mejorar el tiempo de comercialización es un factor que impulsa el cambio, en comparación con el 42% de los Baby Boomers y sólo el 30% de los Millennials.

La Generación X tiende a creer que la transformación viene impulsada por un deseo de mejora en la innovación y de posicionamiento de nuevas ofertas en el mercado (con un 47%, frente al 32% de Baby Boomers y 37% de Millenials), y por la creación de experiencias de cliente uniformes y armonizadas a través de múltiples canales (49% frente a 32% de Baby Boomers y 34% de Millenials) En definitiva, y según el estudio, “la generación X no sólo entiende lo que impulsa la transformación digital y cómo medir su éxito, sino que también tiene claro qué impacto tiene la transformación en diferentes partes del negocio”.

La clave está en los empleados

Con estos datos sobre la mesa, os preguntaréis qué significan en realidad estas diferencias generacionales y cómo pueden las organizaciones potenciarlas. Os diría que la Generación X entiende mejor los beneficios de la transformación digital hoy, pero serán los Millenials los que recojan esos beneficios en un futuro, no sólo desde una perspectiva comercial, sino también cultural ya que es esta generación de jóvenes empleados la que mejor comprende que el cambio digital también contribuirá a mejorar la satisfacción del empleado y la cultura de la compañía

Por todo ello, las organizaciones deben prestar más atención a la composición generacional de sus equipos de liderazgo; moviendo a los Gen X con “inteligencia digital” hacia posiciones de liderazgo más altas, asegurándose al mismo tiempo de que los Millennials estén involucrados en decisiones que afectan el futuro digital de la propia compañía.

No cabe duda de que comprender mejor las cualidades y fortalezas de los diferentes grupos puede ayudar a las empresas a experimentar un proceso de transformación digitalización fluido en el que aprovechar sus recursos de la mejor manera para lograr el éxito del negocio.